"¿A quién mató Luis? ¿Por qué no lo mandan a Guantánamo?"


"¿Quién se creen que son ustedes?", soltó Maradona a los dirigentes de FIFA en su programa. "Es una cosa de mafia increíble. Luisito estamos con vos".
El ex astro argentino Diego Maradona criticó hoy duramente a la FIFA por la sanción impuesta a Luis Suárez, que dejó al delantero uruguayo fuera del Mundial de Brasil y lo alejará del fútbol durante al menos cuatro meses.

"¿Quién se creen que son ustedes?", soltó Maradona dirigido a los dirigentes del ente rector del fútbol mundial en su programa sobre el Mundial "De Zurda", que emite a diario la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro.

"¿Por qué no lo mandan a Guantánamo?", ironizó también el argentino.

La FIFA impuso hoy a Suárez una sanción de nueve partidos y cuatro meses de suspensión después de que mordiera al italiano Giorgio Chiellini en el partido que clasificó a los "charrúas" a octavos de Brasil 2014.

"¿Por qué? ¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce", consideró Maradona, que se puso en su programa una camiseta con la frase pintada "Luisito estamos con vos" para respaldar a Suárez.

Se trata de "una sanción injusta, una cosa de mafia increíble", espetó también el célebre "diez" argentino, enemistado desde hace tiempo con la FIFA.

El ex astro de la "albiceleste" y el comentarista Víctor Hugo Morales consideraron también que el organismo se hace el "moralista" con Suárez, mientras no castiga de la misma manera otras faltas o agresiones durante el Mundial de Brasil.

En declaraciones al canal uruguayo 12 desde Río de Janeiro, Maradona también consideró "bochornosa" la sanción a Suárez.

"Esto hace que uno piense que en la FIFA hay gente que cada vez piensa menos y quiere que el espectáculo sea más bochornoso. Indudablemente que Uruguay pierde a una gran figura y nosotros de ver a Luis Suárez" completó Maradona.

La sanción al atacante "charrúa" ha causado una ola de indignación en Uruguay. El presidente José Mujica criticó también duramente la decisión y acudió hoy personalmente al aeropuerto a recibir a Suárez para mostrarle su apoyo. Luego se retiró, debido al retraso del vuelo que traslada al jugador desde Brasil.

El atacante del Liverpool, ya castigado dos veces en el pasado por morder a rivales en la cancha, está suspendido durante nueve partidos y no puede vincularse durante cuatro meses con cualquier actividad relacionada con el fútbol.


Compartir en Google Plus