CSKA a agarrarse a la competición ante un Bayern en alza



Moscú/Berlín - El CSKA Moscú afronta un partido casi "a vida o muerte", tras caer estrepitosamente frente al Roma (5-1) en la primera jornada del Grupo E de la Liga de Campeones, ante un Bayern Múnich de Pep Guardiola en alza y que pasa por ser uno de los favoritos para alzarse con el título. 

Por desgracia para el equipo moscovita, el partido se disputará sin público, ya que la UEFA ha decidido castigar a los aficionados rusos por los disturbios que protagonizaron hace dos semanas en tierras italianas. 

Con todo, el equipo del Ejército ruso ya ha superado el bache de principio de temporada y, tras cosechar varias victorias consecutivas, se ha encaramado hasta la segunda posición en la liga rusa. 

En un espectacular encuentro, el CSKA derrotó el fin de semana al modesto Ural (3-4), con dos goles del marfileño Doumbia, quien marcó el gol de la victoria en el último minuto. 

El técnico ruso, Leonid Slutski, siempre discutido pese a que su equipo se alzó con los dos últimos títulos de liga, puede respirar tranquilo, aunque una nueva derrota podría colocarle de nuevo en el patíbulo. 

El CSKA se había planteado como objetivo esta temporada llegar lejos en la Liga de Campeones, aunque el sorteo no jugó en su favor, ya que, no en vano, el E es considerado el grupo de la muerte. 

Como es habitual, los rusos confían en que sus experimentados defensas centrales, los internacionales Ignashévich y Berezutsky, logren frenar a la peligrosa delantera bávara. 

Mientras, el equipo de Guardiola deberá vigilar muy de cerca a Doumbia, un delantero muy rápido y no exento de calidad técnica, que parece haber recuperado ya la forma física tras varias lesiones. 

El Bayern llega al partido contra el CSKA en momentos en que el equipo parece haberse encontrado consigo mismo, pese a algunas bajas importantes por lesión como las de Thiago Alcántara, Bastian Schweinsteiger o Franck Ribery. 

Pep Guardiola, con el resto de la plantilla y la llegada de Xabi Alonso, ha logrado formar un equipo que viene mostrando solidez defensiva y, al menos en los últimos dos compromisos, efectividad ante la portería contraria. 

El cuarteto ofensivo formado por Arjen Robben, Thomas Müller, Robert Lewandowski y Mario Götze parece cada vez más compenetrado. El arma ante todo es la movilidad de los cuatro, que intercambian constantemente posiciones lo que suele provocar desorden en las defensas contrarias. 

En el centro del campo, Xabi Alonso se ha convertido en el eje y el enlace entre la defensa y el ataque. 

Atrás hay cierta preocupación con Jerome Boateng, que viene liderando la defensa de manera bastante eficaz pero que tiene problemas en un tobillo lo que ha provocado que en los últimos partidos no juegue los noventa minutos. 

Guardiola ha expresado su preocupación sobre el tema por el hecho de que lo fuerza a hacer una sustitución en la defensa lo que implica renunciar a uno de los tres cambios que él suele utilizar cuando ve la necesidad de replantear un partido. 

Al margen de ello, la preocupación que el equipo se llevó en el viaje a Moscú tiene que ver con los efectos psicológicos que puede producir el jugar un partido sin público por la sanción que pesa sobre el CSKA. 


Compartir en Google Plus