¿Sabías que el amor no lo conquista todo"



Frecuentemente, la gente se casa con la idea de que su química o amor eterno los mantendrá juntos para siempre. Sin embargo, con casi 50% de los matrimonios acabando en divorcio hoy en día, es obvio que ese no es el caso.
Por lo tanto, vale la pena saber unos pocos secretos antes de casarse. Hoy te damos unos consejos que ayudan a mantener unidas a las parejas por un largo tiempo luego de casarse:

CONTINÚEN SALIENDO

Con los años, muchas personas usualmente se distancian, o las relaciones y matrimonios pierden la frescura, debido a que las parejas no hacen nuevas actividades especiales juntos. Por esta razón, tener nuevas y refrescantes salidas es muy importante. De hecho, hay algo acerca de las citas que crea una sensación de magia en una relación, e incluso puede hacer que las relaciones salgan de la rutina. Durante una cita, ambos se esfuerzan más en su apariencia, tienen más tiempo ininterrumpido para comunicarse a un nivel más profundo, y son unidos naturalmente. ¿Algunas ideas? Pasear en un lugar público, en el zoológico, en el museo, en la feria, en la librería, en la piscina o en el parque.

DEMORARSE ES MEJOR

Existen datos estadísticos que muestran que las parejas que salen durante un año o más, antes de casarse, tienen una tasa de divorcio signifi cativamente más baja que aquellas que se casan luego de un corto período de novios. Saliendo un año les dará tiempo para vivir muchas emociones y para descubrir muchos rasgos del carácter del otro. Puede que adore a alguien en la primavera, pero luego lo deteste en el invierno. Pedirle la mano a alguien en la tercera cita no es romántico.

EXPRESA SIEMPRE TU AMOR

Muchas veces, cuando una relación madura, sus miembros tienden a dejar de elogiarse el uno al otro, porque asumen que su pareja ya sabe lo que están pensando. Cuando en realidad, no debería pasar un día entero sin elogiar a su pareja. Alaga su forma de cocinar, reafírmale que él/ella es la mejor persona del mundo o dile que es un excelente modelo a seguir. Si quieres ser amado/a y cortejado/a por tu pareja, ámalo/a y cortéjalo/a primero. Cuando te sientes amado/a, es mucho más fácil devolver ese amor. ¿Eres un gran partidario de lo que tu pareja dice y hace? Así que anima y elogia siempre a tu pareja. ¿O él/ella sólo escucha abucheos o silencio?

TÓMATE EL TIEMPO PARA ENTENDER A TU PAREJA

Las parejas con más problemas son frecuentemente las que dicen: Simplemente no lo/a entiendo. Así que déjame preguntarte: ¿qué tanto sabes acerca de la profesión o carrera de tu pareja? ¿Sabes algo de su ascendencia? ¿Tienes la capacidad de tener una conversación signifi cativa acerca de su pasatiempo de bordado o de su interés en el rugby? Si eres un hombre, ¿llegas a comprender por completo lo que experimenta una mujer durante el síndrome premenstrual o la menopausia? No necesitan ser idénticos, pero hagan un esfuerzo por aprender acerca de las cosas de la pareja, y el resultado será que se volverán más unidos.

RESPONDE LAS "GRANDES" PREGUNTAS

¿Tu pareja quiere tener hijos? ¿Los dos quieren tener una carrera? ¿Tu pareja tiene antecedentes de gastar dinero hasta endeudarse? ¿Va a la iglesia? En mi opinión, la principal razón por la que casi la mitad de los matrimonios terminan en divorcio es porque las parejas no se hacen las preguntas adecuadas antes de casarse. Supongo que la gente cree que podrá cambiar a su cónyuge luego del matrimonio y que todo estará bien. Error. Si no se sientan a discutir sobre finanzas, religión, sexo, hogar, su futuro y otros temas en detalle, puede que terminen teniendo una discusión tras otra durante el resto de sus días. Al final, si los dos tienen diferentes deseos y metas en la vida, no hay garantía alguna de que la química o los Te amo les ayuden a seguir juntos. Hagan que entender al otro sea la prioridad antes de caminar hacia el altar.


Compartir en Google Plus