Bolivar vs The Strongest fue un clásico vibrante, pero no tuvo vencedor termino 1 - 1


La Paz, 10 may.- El clásico paceño numero 171 terminó 1-1. No hubo ganador, pero sí dos ‘perdedores’: ambos. Es que el empate les restó puntos en un torneo corto y en el que cada partido es una final.

The Strongest pudo haber liquidado el cotejo en el primer tiempo, lo tuvo todo, incluso un gol de camarín (al minuto de juego), pero no lo aprovechó. Bolívar tuvo una interesante reacción, porque no sólo empató, sino que estuvo cerca del triunfo sobre el final del encuentro.
El clásico fue emotivo e intenso, por los goles y por el esfuerzo de los dos equipos, que siguen teniendo limitaciones técnicas y físicas.

Un buen número de espectadores le dio brillo al espectáculo. El Siles albergó cerca de 30 mil personas.

El hexagonal final tiene seis equipos y dos premios (una Copa Libertadores y una Copa Sudamericana), se juega todos contra todos y debe finalizar en un mes. Por ahí pasa la preocupación de ‘atigrados’ y ‘celestes’, que ayer restaron o sumaron poco.

EL PARTIDO

Ni bien arrancó el juego, el equipo de Sandro Coelho se encontró con el gol. Al minuto, un tiro libre terminó en las redes de Carlos Arias. Limberg Gutiérrez sacó centro al área chica, donde sin marca el defensor Luis Palacios cabeceó abajo y con el bote del balón engañó al golero.

Dos minutos después, Carmelo Angulo, de ‘chilena’ casi anota el segundo. Arias desvió al córner.

Bolívar, que pocas veces pierde el orden, ayer descuidó su defensa en su intento de ir al empate. Se apropió del balón y generó varias situaciones de gol en terreno contrario.

La marca ‘atigrada’ en el medio dio origen a varias fricciones y el juego se volvió ríspido. Antes de que la violencia crezca, el árbitro Alejandro Mancilla apaciguó los ánimos exaltados de algunos jugadores con la cartulina amarilla.

El Tigre no supo aprovechar ni la ventaja que tenía ni los espacios que le daba el rival. Pablo Vázquez, dos veces, estuvo solo frente a Arias y el arquero le ganó. Aparte, bajó su ritmo y pareció conformarse con el 1-0.

Como en el fútbol el que no hace gol lo recibe, Bolívar empató a los 37 minutos con un lindo remate cruzado de William Ferreira, que dejó sin chance a Gustavo Fernández.

Antes del descanso, a los 43, Alejandro Chumacero también se perdió una clara oportunidad. Tocó alto y el balón se perdió por encima del arco cuando Arias estaba vencido.

El segundo tiempo mantuvo buen ritmo de juego. Los dos buscaron el gol y eso le dio buena imagen al espectáculo. Y si bien no hubo gol, las acciones de peligro se las dio en las dos porterías, más en la del Tigre porque Bolívar desplegó más volumen de fútbol en el medio.

A ratos el partido se jugó a todo vapor. Fernández se lució con sus estiradas bajo el arco ‘atigrado’ frente a los remates ‘envenenados’ de los atacantes ‘celestes’.

A diferencia de otros clásicos, el equipo de Achumani se exigió hasta el final. Su esfuerzo físico fue generoso. Bolívar, en lo suyo, no frenó su ímpetu en la búsqueda del triunfo.

En los últimos minutos hubo dos jugadas que vibrar a la tribuna. A los 89 minutos, Leonel Reyes remató de comba y Carmelo Angulo sacó el balón de la línea. Y a los 90, un cabezazo de Thiago Leitao contuvo Arias.


Compartir en Google Plus