Alerta mundial por el macabro juego 'Ballena Azul'




En Uruguay, una de las víctimas de este macabro juego, indicó que el curador que ordenaba los retos radicaba en Bolivia
El viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio, informó que Bolivia se encuentra en alerta máxima para evitar que el reto de la ballena azul se asiente en el país. Añadió que analizan la estrategia de prevenir estos desafíos que se difunden a través de las redes sociales.


La información fue emitida, después de en Uruguay, una niña de 13 años, internada de emergencia con heridas en su brazo con el diseño de una ballena, indicara a las autoridades sanitarias que había participado de los desafíos del polémico juego y que su curador (líder que establece los desafíos) radicaba en Bolivia.  

“Estamos en máxima alerta, vamos a investigar ese tema específico de la niña uruguaya, y si ya hay personas en Bolivia que ya están incitando a estos juegos macabros vamos a ser muy drásticos para ponerlos bajo jurisdicción de la justicia”, informó Aparicio, a Unitel.

Añadió que la Policía se encuentra alerta, mientras que el Ministerio de Gobierno está analizando cómo evitar este tipo de actividades a través de las redes sociales en nuestro país.

El reto de la ballena azul es un siniestro desafío que invita a niños y adolescentes a superar 50 pruebas (una por día). Algunas les obligan a despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo con una navaja o acercarse al borde de un precipicio. La última consiste en suicidarse saltando desde un balcón.
El fenómeno se ha extendido rápidamente a través de internet y de las redes sociales.


Su origen no está claro, pero todo indica que nació en Rusia hace un par de años a través de noticias falsas y se expandió a través de las redes sociales hasta llegar a Brasil, donde se han presentado los casos más graves.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook para unirse a grupos cerrados y poder participar en el juego. Los curadores suelen ser adolescentes con perfiles falsos o personas que viven en otros países, sin ninguna relación con los participantes.

Entre los retos a ser superados hay algunos simples, como dibujar una ballena en un papel y otros más mórbidos, como cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo con una lámina o pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror.

Los participantes deben mandar pruebas gráficas de que han realizado y cumplido las pruebas.




Compartir en Google Plus